BIENVENIDOS A WWW.BELLEZACOL.ORG EL LUGAR DE LOS RECUERDOS

 

Jacqueline Aguilera: una reina inadvertida

El mes de noviembre de 1995, Venezuela recibía por quinta vez el preciado título de “Miss Mundo” de manos de la representante de Nueva Esparta en el Miss Venezuela 1995, Jacqueline Aguilera.Esa fue una de las muy pocas ocasiones en que la favorita se coronó al final. Vestida con un traje elegante de Ángel Sánchez, la valenciana (ex reina de un periódico en 1992), no dejó para más nadie.Sin embargo, para recuperar el título, Venezuela tuvo que esperar 16 años, la segunda espera más larga de un cetro de belleza internacional, luego del lapso entre Susana Duijm y Pilín León.

El concurso Miss Mundo 1995 fue celebrado el 18 de noviembre en el centro de entretenimiento de “Sun City”, Sudáfrica. Era la cuarta vez consecutiva que se celebraba en aquella imponente y lujosa localidad surafricana. Las preliminares fueron realizadas en Dubai (Emiratos Árabes Unidos) y las Islas Comoras, al nordeste de Madagascar. Ese año dividieron a las concursantes en tres grupos, y un tercer grupo se quedó en Sudáfrica, fueron 84 candidatas. La ganadora absoluta fue nuestra Miss Venezuela, Jacqueline Aguilera Marcano, favorita desde que llegó a la sede del certamen. Jacqueline nació para ser reina, indiscutiblemente y su meta en el Miss Venezuela siempre fue ir al Miss Mundo, certamen donde sabía que arrasaría gracias a su tipología. Astrid Carolina Herrera estuvo entre los miembros del jurado junto a la dominicana Mariasela Álvarez, soberana de 1982. La línea aérea “Emirates” patrocinó el concurso. La animación estuvo a cargo de Richard Steinmetz.

Venezuela siempre ha estado acostumbrada a que sus majestades, una vez concluido su reinado, prosigan alguna carrera universitaria y se especialicen en algún área que les permita tener un futuro brillante y seguro, pero en esta oportunidad no fue así.Aguilera poco se le vio ocupando portadas de revistas o expuesta a la opinión pública, quizás por su carácter introvertido.Aquí vemos como un título de renombre internacional no necesariamente brinda un futuro prometedor o estable.Todo va a depender de las aptitudes que la muchacha tenga al momento de querer salir adelante en la vida o estar segura de lo que quiere.

Pocos recuerdan a Jacqueline Aguilera, solo aquellos apasionados de las misses… una reina inadvertida en medio de otras que labraron muy bien su porvenir y destino. La venezolana tuvo también un reinado a distancia, viviendo entre Venezuela y asumía su responsabilidad como Miss Mundo cuando recibía el llamado de la familia Morley. De resto fue una reina que gano y pasó como cualquier otra, ya que las Miss Mundo son exclusivas de la Organización Miss Mundo, cual era dirigida por el difunto Erick Morley y su esposa actual dueña del concurso Julia Morley era la que dirigía las actividades y viajes pautados por el mundo entero llevando la bandera de amor y belleza con propósito.

Comento Jacqueline para un periódico “Cuando ganas, los dueños del concurso se portan muy bien: te adoptan, no te ven como su empleada. Recibí 65.000 libras esterlinas por el año de la corona. Yo tenía entonces 19 años, y no tenía idea de que existían tantas crueldades. Aquilera fue recibida discretamente en 25 de noviembre, en La Carlota, y desde ahí la condujeron en carroza descapotada hasta Venevision, paseando por las calles de Caracas. Tuvo muy pocos viajes, uno de ellos y el que más le impresiono fue la gira que hizo a Bosnia.

Los amantes de los concursos de belleza aseguran que Jacqueline Aguilera ha sido una de las Miss Mundo más memorables de todos los tiempos, y para alegría de muchos, la bella venezolana reapareció en escena y aseguró que haber sido elegida como la mujer más bella del planeta hace 18 años, ha sido la mejor experiencia de toda su vida. Hoy en día, radicada en Margarita, asegura que lleva una vida muy ajetreada. Dentro del mundo empresarial, confesó que los aviones y ser organizada han sido sus mejores aliados. Nunca quiso incursionar en el mundo de la televisión, pues dice que hay que tener vocación, talento y ganas de sobrevivir al competitivo medio artístico. Varios obstáculos se han atravesado en su camino desde entonces, “siempre hay temas por resolver”, dice. Su vida es bastante acontecida, entre altos y bajos, consecuencia de no ser aliada de la rutina.

Actualmente dirige el Instituto Jacqueline Aguilera y la marca de bañadores J by Jacqueline Aguilera desde 1999 y 2006, respectivamente. Aparte de eso, forma parte de la “fraternidad de amigos” que lleva las riendas de Be Club, un exclusivo local nocturno dentro de la ciudad de las naranjas dulces. También forma parte de AMA (Asociación de Mujeres Amigas) y de la Fundación Mejor Amigo, entre otras nobles causas.Pero más allá de sus trabajos empresariales, asegura que el ser madre es la única labor que ocupa el cien por ciento de su tiempo. Para distribuir su agenda entre compromisos y esta difícil tarea, ha sabido valerse de “buena organización y de los aviones”.

Enviado por: Lenin Méndez



|Ir a pagina Principal