BIENVENIDOS A WWW.BELLEZACOL.ORG EL LUGAR DE LOS RECUERDOS

 

La historia de Cristina Martínez Rafalli Miss Sucre 1953 fue exactamente así

Bellezacol se complace en publicar la historia de una protagonista de la belleza, ella participó en el Miss Venezuela 1953, fue la segunda edición del concurso, un año bien publicitado, ella tuvo el honor de ser una de las once candidatas que se dio cita la noche del 27 de junio, en el Valle Arriba Golf Club de Caracas. Carmen de signo Capricornio, su color de cabello era negro, y sus ojos son color verde, tenía 18 años de edad, la prensa siempre destaco su simpatía y amabilidad, al igual que sus expresivos y llamativos ojos, que siguen cautivando admiradores.  Con ustedes Miss Sucre. 

¿Su nombre completo?
Carmen Cristina Martínez Rafalli, aunque todo el mundo me conoce como Cristina Martínez Rafalli.

¿Su lugar y fecha de nacimiento?
Carúpano, estado Sucre, el 26 de diciembre de 1934.

¿Antes del Miss Venezuela había participado en algún certamen de belleza?
Si, sin buscarlo siempre fui electa reina en los colegios donde estudie, también fui “Reina de la Primavera”, (era un certamen que se realizaba en los mejores clubes de cada estado del país).

¿Cómo ingresa al Miss Venezuela 1953?
Me encontraba caminando por la calle y me preguntarón si quería participar en el certamen de Miss Sucre, por supuesto que respondí que sí, pero que debían hablar con mi mamá, Doña Margarita Rafalli, les di la dirección y fuerón a hablar con ella. Luego de que mi mamá dio  su aprobación,  se  comenzó a preparar todo lo relacionado a mi participación. Llego el día de la elección, fue el viernes 18 de junio de 1953, en el Teatro Pichincha, de la Ciudad de Cumaná, participamos cinco candidatas, todas desfilamos antes el público y el jurado, trajeadas con vestidos del modista “Frank de Caro”, llevamos en las manos ramos de flores obsequio de la Primera Dama del estado, la señora Vidalina Caldera de Salazar Domínguez, Presidenta del Comité Organizador.
Después del desfile se procedió a la elección resultando una gran sorpresa para mí, porque siempre se dijo que la ganadora iba ser Betty López, pero el jurado la nombro a ella 1 finalista y a mí, como Miss Sucre.  El acto y baile de coronación se realizó al día siguiente de la elección  en el Club Gran Mariscal, fui coronada por Luisa Guilarte, Miss Sucre 1952. De regreso a Carúpano, fui recibida por las autoridades del Consejo Municipal, recuerdo con gran cariño la ovación del pueblo carupanero cuando se hizo mi desfile de bienvenida. Por haber ganado el Miss Sucre, viaje a Caracas a representar a mi estado en el Miss Venezuela. 
           
¿Cuáles eran sus medidas y su estatura para el concurso?
Las establecidas 90 de busto, 60 de cintura, 90 de caderas y  1,60 m de estatura.

¿En 1953, cuáles eran las actividades de las misses?
Si, te refieres a si íbamos al gimnasio, y si teníamos profesora de modelaje, maquillaje y peluquería, nada de eso. Todo era sencillo, la preparación venía del hogar a través de nuestra educación. No usábamos postizos, ni menos cirugías para cambiarnos algo de nuestro cuerpo.  Ya estando en Caracas, las actividades fuerón pasear, efectuar compras en las casas de modas y joyerías, visitar los salones de belleza y asistir a algunas recepciones sociales. Recuerdo un recorrido por las principales avenidas de Caracas en lujosos automóviles que ostentaban el escudo de los respectivos estados.  
          
¿Quién la maquillo y le confecciono su traje de gala?
Mi hermana Isaura, me hizo mi vestido de gala, en brocado amarillo. El maquillaje era solo labial. Con el vestido de gala use un moño que me lo realizo una vecina de mi hermana.

¿Qué sintió cuando se abrió el telón y comenzó la elección de Miss Venezuela 1953?
Mucha emoción, el público asistente me aplaudió mucho, tuve gran  apoyo por parte de mis familiares,  amigos  y de la prensa que siempre resalto mi prototipo de belleza exótica morena con el cabello negro y los ojos verdes, fue una noche tan linda.

¿Qué sintió al no escuchar su nombre entre las 5 finalistas del certamen, la noche del 27 de junio de 1953. ¿Qué pasó por su mente en ese momento?
La verdad, tranquilidad en el concurso se sabía quién iba ser la ganadora. Todas estábamos muy contentas, no había maldad ni existía envidia entre nosotras, estábamos felices porque Gisela Bolaños fue la elegida para representar a Venezuela, era una niña bella y muy dulce.
    
¿Que nos puede decir como anécdotas de esa noche tan linda?
Mientras estábamos desfilando en los alrededores de la piscina del club, comenzó a llover y se prolongó la elección y coronación.  Apartando este desfile lluvioso fue un momento muy feliz, no hubo envidias ni tacones rotos entre nosotras, todos los trajes eran hermosos en una sola palabra, el estar ahí, fue una experiencia única.
    
¿Conserva todavía la banda y el traje de gala?
No, solo algunas fotos y artículos de prensa.

¿De las candidatas a Miss Venezuela 1953, ¿Con quién mantuvo amistad dentro del concurso, y luego a lo largo del tiempo?
Dentro del concurso siempre tuve muy buena relación con Gisela Bolaños, que fue la Miss Venezuela ese año. Con Delmira Antonetti, Miss Monagas mantuve contacto por mucho tiempo luego del certamen.

¿Qué ha pasado en la vida de Cristina Martínez, en estos años que ha estado retirada de las pasarelas, la Tv. y  la publicidad?
Después del Miss Venezuela, me residencie en Caracas, me case 20 de marzo de 1954, con Néstor Luis Schwarts Matos,  tuve cuatro hijos, tengo ocho nietos y tres bisnietas. Viví en Caracas, Valencia y desde hace varios años estoy residenciada en la Isla de Margarita, siempre me gusto bailar y cantar,  en la actualidad es lo que he hecho en fiestas de amigos y familiares.  A la edad de 75 años, me inscribí en un concurso de canto en un lugar llamado “Piano Blanco” y gane entre 12 personas que concursaron.

¿Qué mensaje le podría dar; Cristina Martínez: Miss Sucre 1953, al pueblo Venezolano, y a los visitantes de la pág. Web www.bellezacol.org ? 
Que traten de ser felices, es lo único que queda en la vida al pasar los años, que debemos comprender y amar al prójimo. Hay que dar gracias a Dios, por todo lo bello que nos da todos los días. A ustedes el equipo de Bellezacol, y en especial a ti, Tony Hidalgo, gracias por permitirme revivir gratos y hermosos recuerdos,  se les quiere, su amiga Cristina Martínez Rafalli.

Por: Tony Hidalgo 
Sígueme en Instagram @Tonihidalgoa