BIENVENIDOS A WWW.BELLEZACOL.ORG EL LUGAR DE LOS RECUERDOS

 

Eva Lisa Ljung, la última soberana de esta década que le plasmaron una polémica  

Una suiza que le toco ser Miss Venezuela 1989

Eva Lisa Larsdotter Ljung, estaba radicada en ese momento en Barquisimeto, estado Lara, recordada como la (Miss Sueca), hoy después de tantos años nos cuenta su historia de aquella época con tanta serenidad y claridad, es así como entendemos su triunfo. “Yo llegue exactamente al concurso por insistencia de Osmel y de Mariela Centeno, en realidad yo nunca había considerado participar en el Miss Venezuela, justamente porque nací en Suecia, siempre pensé que era requerido nacer en este país para ser una candidata al mago evento de la belleza y si ganaba aun más. Fíjate que estaba muy equivocada, porque varias ganadoras de este concurso son extranjeras como yo. Yo era muy, pero muy tímida, por eso todos me recuerdan como fría o distante, yo lo que tenía era pánico. Fui muy natural, mi cabello siempre fue rubio, mi físico era ayudadito con un poco de gym, no me realice ninguna cirugía estética antes del concurso. En Caracas vivía como gitana, entre casas de amigos y fue así que iba conociendo la capital poco a poco, mi maquillador fue Carlos Da Silva”.

Al poco tiempo de haber logrado el triunfó como Miss Venezuela se desató un enorme escándalo, su cedula extranjera salió en primera plana en las revista de farándulas, pues se había descubierto que Lisa no había nacido en Barquisimeto como ella decía, sino en Mälmo (Suecia), el 13 de julio de 1970, pero en 1973 sus padres, Lars Larsdotter y Eva Ljung deciden radicarse en Venezuela, en la ciudad musical de Venezuela.

Eva era una mujer sumamente impresionante o espectacular, con su hermosa cabellera rubia, ojazos muy azules, impresionante estatura de 1.83 cm, de fenomenales medidas 95-61-89, ella tenía 18 años, de signo Cáncer, era Bachiller, estaba próxima a iniciar la carrera de Artes en la UCV.

Orgulloso Miss Lara 1989

“Yo pedí ser Miss Lara, porque yo me crie en Barquisimeto, al presentarse la oportunidad de una quise ser la representante de los larenses.  En este concurso aprendí desde aprender a caminar en tacones, hasta maquillarme, yo solo tenía 16 años cuando empezaron hablarme de participar en el Miss Venezuela, eso fue como en 1986, cuando decidí participar tenía 18 cuando, estaba próxima a cumplir 19 años de edad. Ese año la ganadora era Sonya Smith, esa hermosa mujer que es hoy en día es actriz, impresionantemente bella, hizo modelaje, pero ella se retiro, no le gustaba ese mundo, su meta era ser actriz y lo logro, allí fue donde comenzó a sonar mi nombre, era un año donde se necesitaba una catirota y ciertamente ese año habían muchas rubias bellas.  

Recuerdo con tanto cariño a; Osmel, Joaquín, Emma, pero siempre con muchísimo cariño es a María Kallay, muy preparada y profesional, siempre con una palabra de cariño y dispuesta ayudarte tanto en la pasarela como en la parte emocional, fue un maravilloso ser humano al que agradezco haber tenido en mi vida. También lo que más recuerdo de aquella Quinta Rosada, ubicada en El Rosal es a Osmel en su mecedora.

Fabiola Candosin, era preciosa y Beatriz Carolina Omaña, lindísima, las dos eran muy buenas candidatas, no tengo ahora ninguna anécdota que me venga a la mente de mis compañeras triunfadoras de ese año.

Hasta que no dijieran su nombre ella no se creía Miss Venezuela 1989

A mí me sorprendió el ganar, ese año habían rubias bellísimas, se decía que ganaba yo, pero hasta que no lo escuchas no lo crees, esa noche muchas cosas podían cambiar, la magnitud de la fama que vino con ser Miss Venezuela fue inmensa, no estaba preparada para lo que vino después, pero la verdad es que me fue muy difícil la fama repentina a los 18 años, no supe manejarla. Las criticas después que gane fue grandísima, todo lo que si vino con el que yo nací en Suecia y paren de contar. A esa edad uno se toma las críticas a nivel personal, hoy en día sigo siendo una persona bastante reservada, valoro mucho mi privacidad, es por eso que con sinceridad y claridad cuento mi paso por el Miss Venezuela.

El cariño genuino de la gente por las misses es muy bonito, aun me recuerdan. Recuerdo que cuando entregue la corona en 1990 dije una frase que quedo plasmada, “Las misses son la fantasía del pueblo”.

La verdad que siempre había las que eran misses profesionales como les digo yo, también habían chicas encantadoras, alegres, llenas de vida que fueron muy lindas, las recuerdo con mucho cariño, en realidad todas eran muy lindas, pero uno siempre se lleva mejor con unas que con otras. Mi grupo era de 4 amigas; Luicira Marcano (Táchira), Patricia Velásquez (Pnsla. Goajira), y Marcela Walerstein (Apure), pero con todas me llevaba bien.

A Miss Lara nunca le gusto este diseño de Guy Meliet

Mi traje lo hizo Meliet, estaba de moda su nombre, era en degrade de colores pasteles, en acetato, llevaba metras en vez de cristales o brillos, la verdad que recuerdo que a mi no me gustaba, pero nunca me atreví a decirlo porque era Guy, el gran Meliet, creo que ese es el único vestido feo que él hizo jajaja, pero él tenía la idea muy bien plasmada de que las metras brillarían en el escenario, yo lo que recuerdo es que parecía una nevera adornada y que cuando me senté en la silla del trono saltaban las metras por todas partes. Yo igual lo desfile como debía y lleve muy bien esa prenda.

Miss Lara nos cuenta que paso aquí

Recuerdan en la producción central española cuando yo venía bajando las escaleras marcando mi coreografía, de repente siento un empujón, solo vino a mi mente “carajo no te caigas” jajajaja, como pude me salve, recuerdo que me sostuve con otras misses, mire hacia atrás a ver qué pasaba, nadie me empujo, fui yo que pele un escalón.

Después que salí del poliedro, vi que termino toda esa presión, me fui a dormir, estaba exhausta física y mentalmente, no podía más. Mi despertar como Miss Venezuela fue con la prensa entrevistándome, yo no estaba preparada para toda la atención que venía después del concurso, pasas tanto tiempo preparándote para ese día que nunca piensas en el día de mañana, nadie te prepara para eso. Te tratan muy bien, pero después te vuelven loca cuando te toca viajar al Miss Universo, pero para el día a día nadie te prepara, todo camina solo y tú vas siguiendo los pasos del día.

Eva Lisa siempre impecable al momento de desfilar

Mi baúl de los recuerdos hablando materialmente como miss esta aun vivo, tengo el vestido con el que gane el Miss Venezuela, el rojo hermoso con el que brille en el Miss Universo, además el verde de flores rosadas, diseñado del colombiano Carlos Arturo Zapata con el que entrega la corona en 1990, la banda no sé donde está guardada y conservo fotos preciosas.

Yo participe en dos concursos internacionales; primero fui al Miss Universo 1989, que se llevó a cabo en el Hotel Fiesta Americana Condesa, Cancún, Quintana Roo, (México) realizadó el 23 de mayo, lucí espectacular, muy bien asesorada para quedar muy bien parada, entre en las 10 semifinalistas, mi posición fue de 7ª finalista. Como traje típico lleve un liqui- liqui barroco en color verde esmeralda, además un hermoso traje de gala en color rojo sangre, diseño de Guy Meliet. Ese año resultó ganadora la bellísima Ángela Visser (Holanda).

Miss Venezuela Eva Lisa en el concurso Miss Universo 1989

Para mí el Miss Universo 1989 fue muy divertido, después de todo el corre corre del Miss Venezuela, los ensayos, la presión de la prensa por todas partes. Tuve a Miss España de compañera de cuarto, nos llevamos súper bien, nos divertíamos un montón, nos reíamos todo el día. Me hice muy amiga de Miss Suiza y de Miss Argentina con las cuales sigo en contacto hasta el día de hoy. El concurso fue un momento muy lindo, en México nos trataron súper bien, las chaperonas mejicanas era lo máximo, muy linda experiencia.

El Miss Globo era un concurso de menor producción que los concursos de Venezuela, pero también fue muy linda experiencia, Yajaira Vera entregaba la corona, nos hicimos bastante amigas, fue un viaje muy bonito. Por segundo año consecutivo Venezuela enviaba una representante, ese concurso fue realizado por Europa, donde ya nuestro país tenía una corona. La edición 65º del concurso se celebró el 25 de junio de 1989 en Foça, un distrito afiliado a la provincia de Esmirna situado en el oeste de Turquía, participarón 35 países, el gran jurado consideró a Karina Berger (Suiza) ganara, yo clasifique como 1ª finalista.

Se encamino como modelo internacional

Luego de entregar mi corona trabaje en; España, Paris y New York como modelo, hasta 1992 que regrese a Caracas, años más tarde después de casada, con mi hijo mayor de un año y medio, embarazada del segundo nos vinimos a Miami. Trabajo actualmente como corredora de Bienes Inmuebles, estoy casada con Frederic Faucher, tengo 2 hijos varones, cosa que pensamos todos los padres de nuestros hijos, jajaja, ellos están en la universidad en este momento.

 

|Ir a pagina Principal